Regalar clases de Ajedrez online, una idea original

clases de ajedrez online

Alguna vez el tercer campeón mundial de ajedrez J.R Capablanca dijo "El Ajedrez sirve, como pocas cosas en este mundo, para distraer y olvidar momentáneamente las preocupaciones de la vida diaria" y esas palabras han sido tan ciertas hoy como lo fueron entonces. Lo que representa finalmente que regalar clases de ajedrez online, es una idea original y para todas las edades.

El ajedrez que realmente se debe aprender.

Debido a que, el ajedrez desprende un mundo de estrategias, tácticas, analítica, matemática y carácter bajo presión que hacen a cualquier hombre o mujer un posible genio (si se tiene la capacidad de pulir todas sus habilidades como ajedrecistas y como ser humano), es muy adecuado pretender que un gran regalo siempre serán las clases de ajedrez, aunque dadas las situaciones actuales lo ideal no son solo clases comunes, sino que estás sean online. Es más, los grandes maestros de la materia siempre han afirmado la conexión entre este juego de ganar y perder, con la forma en la que se maneja la propia vida, por ello las clases de ajedrez online para niños y adultos, llegan a ser la mejor alternativa para el crecimiento mental que de igual forma enseña paciencia, sapiencia y cierta clase, al estar frente a un tablero dónde la estrategia y la elegancia lo equivalen a un todo.

Por lo que, el ajedrez que se debe aprender es cualquiera, mientras mantenga los lineamientos que han formado a los grandes, con criterios propios que cada jugador se irá formando a medida que avanza dentro de sus clases virtuales y las prácticas que llevará a cabo junto a sus compañeros, amigos, rivales y contra sí mismo, siendo este último el más importante pues el ajedrez muestra además los aspectos más auto críticos y honestos de cada jugador, tanto en el tablero como en su vida cotidiana.

¿Qué es el ajedrez y por qué debería aprender a jugarlo?

Viéndose de una forma realmente simple el ajedrez inicia como un simple juego entre dos personas, desplegado dentro de un tablero de 64 casillas, dónde cada jugador posee 16 piezas separadas entre blancas y negras que se mantienen en formación según lo estaría una corte medieval, desde los peones hasta el rey, cuyo objetivo es ir avanzando entre casillas contrarias hasta alcanzar un deseado Jaque Mate, que es el punto final de las acciones o al menos en teoría así se maneja, pero la realidad lleva mucho más allá, a tablas por empate, rendición, valor por pieza, estrategia y táctica, además de una amplia gama de trucos e ideas que solo pueden darse bajo la presión de este juego y la creatividad que fomenta en sus jugadores.

Por otro lado, está competencia entre dos personas ha tenido tanto impacto culturalmente hablando desde su creación en el siglo XV, que la literatura, el arte, otros juegos y competencias, torneos, campeonatos, cultura pop, cine y películas están impregnados con el arte que este deporte enseña. Tanto en la ficción como en la realidad, sin duda alguna marca un antes y un después para la vida de cualquier persona sin importar su edad, dado a qué el conocimiento que se adquiere al jugar este arte se lleva totalmente en cada acción de la vida que requiera de pensar y analizar el siguiente movimiento. Por ello se puede afirmar que aprender ajedrez es realmente interesante y más que eso, es necesario.

¿Qué enseña realmente el ajedrez?

El ajedrez es todos sus siglos de vida únicamente no enseña al respecto de estrategias y tácticas, de números a lo largo y ancho del tablero o de puntajes y movimientos de cada pieza, aunque eso no significa que todo eso no sea realmente importante como la mejor manera de aprender este arte, sino porque del mismo modo lleva todas esas enseñanzas técnicas a un punto en que si se desea mejorar realmente, estás deben unirse a la idea del propio jugador de como ve y analiza cada jugada, así como a cada contrincante.

Finalmente no queda mucho que conversar al respecto de este deporte, que se ha convertido en un arte y para muchos una forma de vida, realmente todo se resume en la experiencia del juego en sí mismo, lo que deja como enseñanza a cada jugador, que sin importar el género o la edad está siempre disponible para ser alcanzado por amateurs y conocedores, siempre y cuando estén dispuestos a participar en una experiencia compleja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario Más información