Testigo caza a una tramposa ajedrecista con las manos en la masa

Testigo caza a una tramposa ajedrecista con las manos en la masa
La prohibición de 2 años a Patrycja Waszczuk por hacer trampa se basó en
múltiples evidencias, pero la más fuerte, y donde todo comenzó, fue que
otra jugadora polaca, Katarzyna Dwilewicz, cazó a Patrycja usando un teléfono móvil en el baño durante la ronda 4 del Festival de Ajedrez Ustroń.

La Federación polaca de ajedrez destacó que la mera posesión del teléfono en el baño hubiera sido suficiente para una sanción, pero en una entrevista exclusiva Katarzyna revela que encontró a Patrycja usando software de ajedrez para analizar su partida.